fbpx

Cómo vencer la timidez con las mujeres

La timidez es uno de los grandes obstáculos a la hora de seducir. No sólo les impide a muchos acercarse a una chica, sino que incluso cuando lo logran la interacción no avanza en lo absoluto. En términos generales es un problema de percepción de valor: te crees muy poquita cosa y además tratas de que todo salga a la perfección con el fin de agradarle a los demás. En este post verás algunos consejos para empezar a trabajar inmediatamente en ese problema.

1. Deja de flagelarte

No importa cuánto te esfuerces, siempre vas a tener algún defecto y ninguna persona está exente de tenerlos. El problema radica en que te estás quedan con una sola cara de la moneda y limitas tus resultados porque te ves a ti mismo como alguien demasiado defectuoso. Si no puedes cambiar algo (como tu estatura) entonces acéptalo, pero si puedes mejorarlo (como tu peso o tu aburrida conversación) entonces manos a la obra.

Ahora bien, es obvio que tienes cualidades y cosas interesantes por compartir, pero probablemente has estado tan enfocado en tus defectos que las virtudes son un terreno completamente desconocido. Chequea tus destrezas, logros, áreas en las que eres superior al promedio, tu estilo de vida, viajes, etc. Todo eso forma parte de ti y son aquellas cosas que te ayudarán a proyectar valor.

2. Tus pensamientos no son la realidad

De la mano con la autocrítica llega toda una serie de pensamientos absurdos antes de hacer el abordaje: “No estoy bien vestido”, “No me va a prestar atención, seguro me va a ignorar”, “Una mujer así debe tener novio”, “Es muy bonita, debe ser una de esas superficiales” y un largo etcétera. ¿Resultado de una mente ocupada en semejantes pensamientos? Cero, no hubo ni una pizca de interacción.

¿Pero qué habría pasado si al menos lo hubieras intentado? Probablemente algo muy distinto a lo que pensabas. Así es la realidad, no siempre se ajusta a tus creencias, pensamientos o excusas (eso es lo que realmente son). La mujer que supones va a ignorarte tal vez sea simpática y sociable, o aquella que crees que tiene novio puede ser nueva en la ciudad y tiene pocos amigos.

3. No le temas al rechazo

Otra de las barreras en la seducción es el miedo a ser rechazado. A nadie le gusta un “no” como respuesta, pero no es posible hablar de un seductor y de un cobarde al mismo tiempo. Incluso siendo un hombre experimentado no tendrás ni la más remota idea si la chica hacia la que te diriges te va rechazar o no, sólo hay una forma de comprobarlo: arriesgándote. Y eso es algo que el 99,9999% de los hombres definitivamente no hará.

En el peor de los casos ella se resistirá a tus intenciones. ¿Te lamentarás acaso? Por supuesto que no. Simplemente aprendes de sus equivocaciones, revisas qué señal pudiste haber malinterpretado o qué conducta lo echó todo a perder. La próxima vez difícilmente cometerás el mismo error.

4. Mejora tu apariencia

Vestirse bien y tener un cuerpo en un estado físico apropiado de ayuda en dos sentidos: Primero, te brinda confianza el hecho de saber que vistes bien y estás entrenando tu cuerpo, lo que te permitirá proyectar seguridad en ti mismo, es decir, cambias tu actitud.

Lo segundo es que lograrás causar una buena impresión en ella desde el comienzo. Los hombres que se visten bien tienden a ser percibidos superiores al promedio, más inteligentes y más capaces. Es decir, que cambias la percepción que tiene ella de ti.

5. Participa activamente dentro de tu círculo social

Involúcrate en las conversaciones con tus grupo de amigos o compañeros de trabajo. No seas callado o reservado, opina cuando tengas algo que decir y cuenta anécdotas e historias interesantes. Utiliza también las preguntas para aprender a dirigir la conversación y ejercitar la escucha activa.

6. Empieza con mujeres que no te intimiden

La seducción es un proceso donde al principio tendrás que dar pasos que te den seguridad antes de perseguir un objetivo demasiado alto. Las mujeres físicamente más atractivas suelen ser las más deseadas, pero al mismo tiempo las que más intimidan al hombre promedio, así que antes ir por una 10 desarrolla tus habilidades con una 5.

Conforme vayas adquiriendo confianza y ocasionalmente logres iniciar una que otra relación deberás elevar tus estándares. Recuerda que un seductor es un hombre selectivo, no uno que busque ser seleccionado.

7. Realiza nuevas actividades

A primera vista esto podría no tener nada que ver con vencer la timidez. Pues bien, como la timidez tiene que ver con la percepción que tienes de ti mismo, la solución está en elevar tu posición convirtiéndote en una persona interesante. Integra dentro de tu estilo de vida nuevos hobbies, lugares y planes que te ayuden a cambiar tu autoconcepto: ¿Cómo actuarías si tú mismo te consideraras un hombre interesante y valioso?

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *