fbpx

Misandria: Cuando ellas nos odian

“Todos los hombres son iguales. Son unos degenerados que sólo piensan en sexo”. ¿Te suena familiar? Pues como el post anterior estuvo dedicado a la misoginia, no podía dejar de lado a las mujeres en esto de los odios entre géneros. Las causas pueden ser mucho más fáciles de identificar y en general debido al factor emocional que impera en ellas, esta tendencia puede ser temporal, así que atento para no estereotipar.

Referencias negativas cercanas

La misandria puede desarrollarse por la observación cercana de ejemplos negativos. Por ejemplo pudo haber sido testigo de un padre que haya abandonado el hogar, un hermano promiscuo, o una familia donde abunden los alcohólicos. Y eso que estoy colocando ejemplos ligeros, evidentemente los abusos sexuales y maltrato físico son mucho más impactantes.

Experiencias afectivas negativas

Una mujer que ha experimentado en carne propia los abusos de un hombre al interior de una relación es una mujer susceptible a desarrollar tendencias misándricas. Como lo vimos en el punto anterior puede tener varias causas: por infidelidad, maltrata físico o psicológico, el rechazo desde temprana edad, vicios, etc.

“Todos los hombres son iguales”

Sumando las experiencias personales más las de sus amigas, una mujer comienza a acumular rencor hasta que ya no aguanta más y concluye que todos los hombres son iguales, que siempre serán propensos a la infidelidad y que sólo piensan en sexo. O de otro modo puede pensar que todos son unos abusadores, alcohólicos y así por el estilo.

Es obvio que no es cierto (ahí aparece Super Chico Bueno para intentar seducirla en vano afirmando que él es diferente), pero ya se ha creado para sí una percepción negativa de todo un género.

A la hora de seducir

En el caso de este arquetipo, la paciencia es clave. Algunos hombres las encuentran atractivas porque su carácter fuerte representa un reto, pero pueden tornarse variables. En un momento las puedes tener aferradas a ti y de repente algo hace “click” y cambian porque se acuerdan de lo malos y manipuladores son los hombres.

Es cuestión de comprenderlas y sobre todo ser consciente de que revertir una tendencia muy arraigada demanda grandes cantidades de tiempo.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *