fbpx

El Mageo: Compitiendo contra otros hombres (Parte 2/2)

Ganar la batalla en el Mageo depende básicamente de dos factores: asumir la posición de líder con respecto a los hombres del grupo y/o generar atracción en tu chica objetivo. Este segundo es al final el más importante, así que de nada te servirá demostrar cuán seguro eres en un grupo si al final de cuentas no logras seducirla.

Mantén la mente en tu verdadero propósito: seducir a tu chica objetivo. Esto lo puedes conseguir sin necesidad de rivalizar directamente con otro tipo. Pero sea como sea, aquí te presento algunas estrategias para el Mageo para que la apliques según lo requiera cada situación (leer Primera Parte).

Posición Dominante

Retomo este punto del post anterior porque es uno de esos fundamentales a la hora de comunicar superioridad sin necesidad de verbalizarla.

Cuando te comuniques con un MAG no lo hagas como si fuera tu jefe, sino como si fuera un niño grande. Llámalo con las manos para decirle algo en lugar de acercarte, y eso comenzará a fijarse en él como un patrón de obediencia.

Si hay por ejemplo una foto grupal, pon tus manos sobre los hombros de los otros hombres y procura siempre quedar en el centro. Ese contacto físico forma parte de los rasgos de lenguaje corporal dominante.

Cuando estés hablando con tu chica y veas que un MAG se acerca para interrumpir, haz un gesto con las manos indicándole que espere. Es un gesto disfrazado de cortesía, pero que sirve para indicarle que debe mantenerse al margen.

Trátalos como amigos

A nivel verbal puedes bajar la percepción de los otros hombres usando diminutivos o llamándolos por su nombre de pila. Esto es quitarles autoridad y colocarse todos al mismo nivel, casi como amigos. De ahí en adelante el juego consistirá en hacerles una que otra broma para que tu proyección de valor y autoridad sea más alta.

¿Y si te faltan al respeto? Puede suceder que la situación se invierta, en ese caso tendrás dos alternativas. La primera opción es poner la raya, es decir, dejar en claro los límites del respeto. Puede sonar algo agresivo o dejar ver que un comentario de afectó.

La otra alternativa es reírte de ti mismo, sin ofenderte y mostrando tu lado despreocupado. Eso desarma a tu oponente, pues claramente no consiguió su propósito de hacerte sentir mal. Sin embargo, cambia el tema para evitar ser el centro de las bromas.

Desvía la atención de sus puntos de valor

Es muy común que los hombres traten de seducir a las mujeres impresionándolas con sus propiedades, la importancia de sus contactos (“fíajte que unos meses me tomé unos traguitos con el Procurador General….sí…”) o sus viajes.

Es el mecanimo que utilizan por lo general y funciona relativamente bien, al fin y al cabo están proyectando valor. Lo que pretenden es comunicar que son hombres inteligentes, poderosos, con un estilo de vida interesante, etc. Ten presente que esta clase de hombres tiene mucha elocuencia y carisma, de modo que opacarlos requiere que uses todas tus habilidades sociales.

¿Qué hacer en esos casos? Ignorarlos. Jamás les sigas la conversación con más preguntas que muestren interés de tu parte, sólo lograrás que hablen más. Cuando hagan una pausa aprovecha para cambiar el tema o superar esa demostración con una tuya. Muéstrate indiferente (mirando para otro lado o hablando con otra persona) e incluso bosteza mientras hablan.

Habla de temas donde ellos pierden autoridad

Depende mucho de tu estilo de vida, pero en general la mayoría de personas no son para nada hábiles en cuestiones de cine o literatura. Tienen gustos muy básicos y su vida se limita a trabajar, irse de fiesta los fines de semana y viajar un par de veces al año.

Personalmente me voy a lo básico. Es tan simple como hablar acerca de lo que escribo en internet o del cortometraje que hice alguna vez. Eso no tiene nada de escandaloso (como un super empleo o contactos con gente importante), pero sé que muy pocas mujeres conocen a alguien que haya realizado cine en su vida.

Un truco sucio es meterle psicología a la conversación. Afirmar que los hombres presumidos suelen esconder inseguridades sexuales no sólo los deja en ridículo, sino que les anula por completo su estrategia: ya no pueden seguir alardeando o validarán justamente esa afirmación.

Utiliza la Programación Neurolingüística

Así como la PNL se puede utilizar para generar Conexión Emocional, también puedes utilizarla para romperla. El truco es bastante sencillo y muy difícil de percibir por los demás porque va directo al inconsciente:

Puedes contar una historia sobre exnovios o personas incompatibles y luego utiliza afirmaciones que impliquen choque o división, como por ejemplo: “… así como cuando dos personas se desagradan y nunca llegan a tener química”.

Cuando la digas acompaña esta frase con un movimiento de tu mano en el que señalas al MAG y a tu chica objetivo. No es necesario ser tan evidente, pero sí que sea lo suficientemente perceptible como para que ellos asocien la idea de conflicto entre sí.

Obviamente puedes utilizar este truco en modo inverso para impulsar tu conexión con tu chica, utilizando afirmaciones muy positivas y con el gesto apuntándote a ti y a ella. Te recomiendo este post para que amplíes este concepto.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *