fbpx

El TTF (Típico hombre frustrado)

¿No sabes qué es un TTF? Puedes estar siendo uno, y aún no te haz dado cuenta. Todos llevamos un TTF interior, tengamos la edad que tengamos. Existe siempre un miedo ferviente en nosotros que no nos dejará avanzar por el camino del éxito que deseamos seguir. Pero para comenzar a inspeccionar de una manera más minuciosa éste termino, primero debemos de saber sus orígenes.

AFC o TTF– Average Frustrated Chump. Un tipo promedio, frustrado por su falta de éxito en sus interacciones con el sexo opuesto. Éste es el termino que fue acuñado por Erick Von Marcovik en la sociedad Americana en donde pronto surgiría una gran bomba de conocimientos que ayudarían a la mejora personal para cualquier hombre.

Más tarde lo retomarían los españoles especializados en la materia, para convertirlo en un termino poco usual para muchos.

Frusco: Frustrado Corriente De esa manera el término español, poco a poco se introduciría en el lenguaje para formar parte de la definición que tiene un hombre con pocas o ninguna capacidad para relacionarse sanamente con las mujeres.


También te puede interesar:

  • El TTF ante la vida
  • La Pasión, tu punto de partida
  • El Sufrimiento

Como notarás, no es una definición que podamos usar para describir todo lo que es un frusco. Por lo consiguiente no nos servirá para denotar todo lo que en realidad significa ésta palabra. Ser un TTF no es un tipo de comportamiento fácil de describir. no es una característica, tampoco un comportamiento, y mucho menos destaca en la personalidad ni en las preferencias de una persona.

La Palabra TTF envuelve temas desde la forma de vivir, de pensar, de sentir, relacionarse con las personas, y podemos definirlo también como una forma de relacionarse con uno mismo. El TTF se encuentra en una categoría poco usual para todos, ya que existen muchos tipos de TTF alrededor del mundo.

Es decir, no podemos tener una definición general, pero lo que si podemos realizar, es un escaneo en nosotros mismos para verificar si somos o no parte de ésta categoría. Un frusco, es un individuo, al cual no le suele ir bien las cosas. Se encuentra muy caracterizado por su mala suerte en la vida y ante la vida.

Por ende, suele tomar decisiones equivocadas a lo largo de su vida, sean éstas importantes o no. A menudo, se sentirá fuera de lugar de un mundo que desconoce totalmente, y le encantaría que el mundo fuese como él lo desea, pero jamás lo logra. El frusco es el que constantemente realiza lo correcto, pero que de una forma u otra al hacer “lo correcto” no logra lo que en realidad desea. Pero sigue pensando en lo que está bien.

El TTF suele tener buena educación a muy temprana edad, sus ideales, su forma de pensar entre el bien y el mal se ajustan a él, los toma como suyos, del mismo modo  sus valores se arraigan excesivamente en él, pues a lo largo de su vida continuará pensando de acuerdo a ellos. Todo esto hace que sus patrones no se adapten a la sociedad tan cambiante en la que vivimos.

El TTF es aquel que se le dificulta tener aquellos patrones indispensables para triunfar en el mundo que conocemos. Esto quiere decir, que el mundo se encuentra lleno de patrones de belleza, fama, riqueza, talento, seguridad, decisión, fuerza, físico, los cuales son indispensables para sobrevivir en el entorno.

Quizá al haber llegado leyendo hasta éste punto, ahora sabes, y has analizado lo que te he dicho, y has encontrado muchas de éstas características en ti. Pero no te preocupes, no es mi intención hacerte sentir mal. Continúa con tu lectura.

Si en verdad haz notado con detenimiento todo lo que te he dicho, no habrá duda que en todo éste tiempo, no se menciona nada negativo en lo que respecta a lo que es un TTF, pues como te he mencionado desde el principio, todos tenemos un frusco interior, aunque hayamos trabajado para desaparecerlo, siempre estará ahí para recordarnos lo que éramos.

Ser un TTF definitivamente no es nada malo, sin embargo, sí existe infinidad de cosas de lo cual los TTFs carecen de las personas afortunadas. Y eso sucede, porque no se han tomado las riendas del asunto, y por lo mismo no son muy importantes para nosotros en la forma en la que vivimos actualmente.

Por eso mismo, es que la palabra “frusco” conlleva a posiciones muy negativas en la Comunidad. De la misma forma que no se suele asociar mucho la definición de lo que es un frusco con una persona triunfadora.

Sin embargo, existe una gran diferencia entre lo que es un TTF y lo que es un perdedor. Hay que realizar una distinción entre una y otra definición. Un perdedor, es el individuo que suele hacer todo mal, y por lo consiguiente, le sale todo mal. Por otro lado, el Frustrado ha hecho muchas cosas con la intensión de que le salgan bien. Pero en muchas ocasiones, éstas cosas no le sales como él lo desearía.

Es ahí donde encontramos la razón de que la palabra Frusco derive de la palabra “Frustrado”. Tampoco podemos confundir lo que es un TTF, de lo que es un tonto, ya que éstos últimos, son engañados regularmente por su falta de inteligencia, sin embargo, de todo TTF suelen aprovecharse, por su bondad, la cual le fue arraigada desde muy temprana edad.

Un ejemplo que ilustra esto, para diferenciar, es que un TTF es aquel que se esfuerza y realiza una gran labor en el trabajo, en la escuela, o en cualquier ámbito social en el que se requiera algún trabajo. Sus responsabilidades y objetivos, siempre se intentan ver complementados, pero muchas veces por la timidez, el miedo, o la falta de experiencia, logra que los demás no lo traten con respeto como él lo desearía. Esto da pie a otras cosas.

Sabiendo esto, un TTF no lo es en su totalidad, pues sólo se desarrolla en algunos ámbitos de su personalidad, o sólo algunos ámbitos de su vida. Por ejemplo, un TTF puede sentirse realmente nervioso, intimidado al tener que tratar con una chica que a él le gusta, pero fuera de aquel ámbito, él mismo puede seguir siendo tal como es.

Puede incluso ser un gran deportista, tocar en una banda, ser fenomenal en lo que a él le encanta, pero siempre habrá un área de su vida que no logra controlar del todo. Ésta, es la definición a la cual suelo darle la definición de TTF y no simplemente a un individuo que tiene poco o nada de habilidades con las mujeres.

Ser un TTF se encuentra más allá de tan sólo encontrarse frustrado con las mujeres. Ser un TTF significa que se tienen ganas de llegar a ser algo mejor en ésta vida o en las demás áreas en las cuales nos sentimos débiles, o deficientes, pero que en muchas o por muy diversas razones, éstas no suelen cumplirse, y nos dejan frustrados por el error que se ha cometido hacia una meta en concreto.

En relación a lo que quieres lograr y vivir…

¿Cómo te Sientes en Este Momento en tu Vida?

¿Confundido?
“Es que no sé qué es lo que quiero, no sé qué me apasiona”.
Si bien es frustrante eso de “no saber qué quiero”, cuando nos centramos, sabemos que en alguna parte de nosotros EXISTE eso que queremos. Lo que no sabemos es cómo llegar allí y descubrirlo. Se interponen las definiciones y creencias habituales, entorpeciendo el camino y, en muchas ocasiones, ni siquiera hacemos consciencia del lugar donde nos encontramos—el punto A—ni cómo estamos actualmente, lo cual dificulta aún más definir nuestro punto B.
 
Sí es posible aprender a re-definir los conceptos que usamos para hacernos preguntas. Así es como se empieza a desenredar la maraña de nudos.
 
¿Disperso?
“Empiezo… pero pasan mil cosas y nunca termino”.
Este estado emocional es altamente desgastante. Es como vivir montado en una montaña rusa de la que no sabemos cómo bajarnos. Empezamos proyectos pero más temprano o más tarde, algo distinto llama nuestra atención y… abandonamos temporal o definitivamente nuestro proyecto inicial.
 
 
Así, vamos dejando en el camino un rastro de obras en construcción. También sucede a pequeña escala. Estamos enfocados en un sólo proyecto, pero nos dejamos succionar por el remolino de la cotidianidad y saltamos de una actividad a otra durante el día, dejando a medias lo que iniciamos.
 
Gran parte de la falta de foco y dispersión, es simplemente un conjunto de malos hábitos y de no saber cómo salir de ellos, por no tener una estructura que nos soporte en el camino. El desenfoque no es una “condición genética” ni una “predisposición natural” con la cual naciste y con la que tengas que morir. Así como has creado esos malos hábitos a los que te acostumbraste, es posible crear hábitos productivos, siguiendo las simples metodologías que compartimos para ti en ésta página.
 
¿Estás desmotivado?
“Ya para qué… ni ganas tengo. No tiene sentido intentarlo”.
Hay una máxima de la motivación que dice que los seres humanos nos sentimos motivados a movernos hacia lo que creemos que nos causará placer, bienestar, comodidad, felicidad, etc., o nos movemos buscando distanciarnos de lo que creemos que nos causará dolor o incomodidad.
 
Muchas veces tu desmotivación surge, simplemente,  de la asociación que haces a que moverte hacia lo que quieres, será incómodo, difícil o doloroso. Es asombrosa la efectividad de redefinir nuestras premisas y principios para derrumbar creencias que hemos tenido por años. Hacerlo no es complicado, pero sí hay que hacerse las preguntas apropiadas que induzcan el cambio en tu energía.
 
¿Estás abrumado?
“¿Y por dónde empiezo? Mi vida es un lío”.
Este estado emocional es uno de los más fáciles de resolver, si bien es uno capaz de abrumarnos tremendamente. La sensación de no saber por dónde empezar a resolver, cómo iniciar el camino, “salir del hueco” en el que nos hemos metido, surge mayormente de la idea de que tenemos que resolver todos los detalles YA. Tenerlo TODO claro.
 
 
Es como si quisiéramos saber cómo va a acabar la novela antes de haber siquiera empezado, qué camino tomará cada personaje, las historias que vivirán y si el final será feliz para todos. Nuevamente, las preguntas, la perspectiva y la metodología con las que iniciamos el proceso de “organizarnos” son determinantes para encontrar rumbo. Seguir sencillas “reglas” y orientaciones facilitan asombrosamente despejar el horizonte y empezar a dar pasos en la dirección de lo que queremos.
 

Artículos Relacionados:

  • Herramientas para lograr el éxito
  • Planeación, la llave para conseguir lo que deseas
  • Y tu rueda de la vida… ¿Cómo está?

 
¿Estás Frustrado?
“Lo he intentado todo, pero nada de lo que hago me funciona. ¡Arrrrrgghh!”
Cuando hemos probado “todos” los métodos, fórmulas, libros y técnicas… sentimos que “nada” nos sirve. Desde este estado emocional, nos sentimos víctimas y atrapados en una circunstancia que no queremos, pero para la que no vemos salida. Nos invade entonces una mezcla entre rabia y depresión y, en muchas ocasiones, nos entregamos al día tras día desde la inercia, moviéndonos en automático.
 
Ese círculo vicioso que parece que nunca termina, sí tiene fin. Y el camino es tan simple—y tan poderoso—que muchas veces lo negamos antes de iniciarlo porque nos parece imposible que sea tan simple. Aquí, los “Saltos de Mentalidad” y apoyarte en un sistema de éxito, son las claves.
 
¿Te sientes estancado?
“Sé lo que tengo que hacer… ¡pero no lo hago! ¿Qué me pasa?”
Tienes una idea. Un “punto B”… dices que quieres hacer algo, lograr algo, vivir algo. Pero pasan los días y sigues en el mismo punto A. Te sientes en el mismo punto día tras día y, para completar la imagen, resulta que te frustras y molestas contigo por no “auto-sacarte” de ese estancamiento. ¡No hay nada malo contigo!
 
 
Si te encuentras o has encontrado en este estado emocional, déjanos decirte que es uno tremendamente común. La brecha entre la teoría y la práctica es una que arrastramos desde niños. Es fácil caer en ella. Y cerrar esa brecha es mucho más sencillo de lo que tu mente puede estar diciéndote.
 
Cuando tenemos un mapa, una guía que seguir, dejamos de divagar en círculos y comenzamos a poner un pie primero y otro después. Desde allí, el camino comienza a verse más claro.
 
Si te gustó el post y quieres dejarnos tu comentario Sería estupendo!!Nos encantaría que nos siguieras por facebook o Instagram para nuevas noticias y actualizaciones!!
 
Alex Roma
Experto en desarrollo personal
Just Livin Man!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *