fbpx

Cómo proyectar un estilo de vida atractivo

Tener una vida interesante, con emociones e historias por doquier es apenas la primera parte, ahora tienes que comunicarla. Al igual que ocurre con las DAV´s, el peor error que puedes cometer es presumir. Cualquier esfuerzo por tratar de llamar la atención de ella hacia ti será evidente, y dicho sea de paso, difícilmente será bienvenido. Lo que viene a continuación son una serie de estrategias muy sencillas que te ayudarán a naturalizar la forma en que transmites valor.

Facebook y Redes Sociales

El juego de la seducción también tiene lugar en internet. Asegúrate de subir las mejores fotos y videos, donde estés en lugares interesantes, practicando algún deporte o con tus amigas en un bar. Como la regla no es hacer alarde, evita subir demasiadas fotos de un mismo viaje por ejemplo o tomarte fotos con las modelos de un evento (eso es presumir algo que no se posee). Sube unas pocas que tengan un significado especial para ti y las que tengan un efecto artístico.

Otro punto que te conviene tener en cuenta es evitar las facetas aburridas o depresivas, y con esto me refiero tanto a fotos como a estados en tu perfil. Nada de “viendo la lluvia caer”, “pensando en ella”, “aburrido en mi casa” o “estudiando por montones”. Eso no es atractivo, un hombre con una vida interesante nunca publica cosas de ese estilo.

Anécdotas

En lugar de ser completamente directo y decir: “yo practico Capoeira/bailo salsa/viajo seguido”, utiliza historias como referencia en las que ese tipo actividades estén involucradas. Este punto ya lo había mencionado en la entrada de Storytelling, así que puedes revisarlo para complementar este artículo.

Ella: Oye, tienes el brazo pintado. (O se queda mirando fijamente esa mancha).
Tú: Ah sí, me manché pintando. Tienes unos ojos muy bonitos.

Si dices algo así prepárate para un bostezo. En esa frase no sólo no dijiste nada interesante, sino que además le diste un cumplido sin razón alguna. Veamos un versión mejorada:

Ella: Oye, tienes el brazo pintado.
Tú: Ah sí, es que estaba en una clase de arte y la chica que estaba al lado pintaba con mucha energía. (mueves lo brazos imitándola). Terminó salpicando media clase (Risas). Es algo que realmente disfruto aprender…

Esto es completamente diferente. Es divertido, no estás presumiendo en lo absoluto y rematas diciéndole que es algo que te apasiona. ¿Qué sigue? Invítala a una clase o dile que tu le puedes enseñar a cambio de una invitación a un stand-up comedy.

Ok, probablemente no tomes clases de arte ni tengas pintura en los brazos, pero si tienes algún accesorio (como una manilla) que hayas comprado en un viaje puedes usarlo como enganche para contar una historia.

“No puedo ir….”

Normalmente cuando un tipo invita a salir a una chica tiende a aceptar la primera oferta de horario. Está dispuesto a cambiar su agenda por completo y cancelar muchas otras actividades con tal de verla. Tú no eres como los demás, no sólo te rechazas las primeras alternativas, sino que además aprovechas para comunicar valor.

Ella: ¿Te parece bien si nos vemos el miércoles a las 4?
Tú: Mmmmm no. Ese día tengo clase de tango (DAV), veámonos mejor el jueves. O si te le mides puedes entrar a esa clase como invitada….

El pretexto puede ser cualquier cosa como que vas a ir a cine con una amiga o a un karaoke con tus amigos. No des muchas explicaciones ni te extiendas en tu DAV, es sólo la excusa que tienes para no ir X día.

“¿Qué estas haciendo?” y “¿Qué vas a hacer?”

Está es una pregunta clásica en las conversaciones telefónicas o en la mensajería instantánea. Lo malo es que la mayoría responde de manera automática: “Por acá en mi casa, juicioso” o “Jugando Cityville”. Eso es lo mismo que decir: “No tengo nada interesante que hacer ni una mujer con quién salir”.

Puede sonar poco ético para algunos, pero en la seducción se valen muchas cosas: Miente. Dile que estás con una amiga viendo una película en tu casa o que estás organizando con unos amigos una salida a bailar. Es falso, lo sé, tal vez lo único que tengas que hacer es organizar tu cuarto, pero ella quiere saber que el tipo con el que está hablando tiene una vida más interesante que estar pegado a un computador.

Nota: Como las mujeres rara vez toman la iniciativa para concretar una cita, en ciertas ocasiones recurren a esta clase de preguntas para calibrar que tan ocupado estarás y recibir una invitación de tu parte. ¿Cómo se llama eso? Exactamente: Factor Fulana. Ella no quiere que veas su desespero por salir de esas cuatro paredes y mucho menos que asumas que planeó la llamada para invitarte a salir.

Calibra lo que para ellas es importante

Entre muchas otras cosas practico Aikido, pero no les hablo de las técnicas ni sobre cómo romperle el brazo a un hampón. En lugar de eso les digo que aprendí a bailar salsa rápidamente porque hay desplazamientos prácticamente idénticos. Otras veces digo que comencé asistir a clase de Tango porque el sensei de Aikido me lo sugirió para aprender a dirigir a la otra persona.

Ahí van dos DAV´s: Deporte y Salsa/Tango, pero me enfoco en la segunda porque es casi seguro que me pedirán que les enseñe o que vayamos a bailar el fin de semana. Dale prioridad en la conversación a las áreas de tu vida están más ligadas a lo artístico y las emociones fuertes (como los deportes extremos).

¿En qué trabajas?

Ella: ¿En qué trabajas?
Tú: Soy trader, compro y vendo acciones a través de una plataforma que bla bla bla….

Algo tan poco común como la bolsa se puede escuchar así de aburrido. Dale algo para lo que ella no esté preparada:

Ella: ¿En qué trabajas?
Tú: Soy portero en una bar gay (con un tono serio y varonil).
Ella: (Riéndose) No, en serio
Tú: ¿Si has visto que cuando la gente pierde todo su dinero en la bolsa se bota de los edificios?
Ella: (Riéndose) Si.
Tú: Yo los ayudo a saltar. (Risas)

Después le digo que me dedico a operar con acciones y esas cosas, pero antes me encargo de ponerla en una dinámica positiva, divertida. Modifica esta rutina a tu antojo y según tu profesión.

El sentido del humor, las anécdotas, las redes sociales y una que otra mentira. Acá hay de todo para que logres destacarte de los hombres que tratan de impresionar, aquellos que no hacen nada con su vida, o peor aún, los que usan la lástima para recibir atención.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *