fbpx

Eje #6 – Popularidad

La fama es un verdadero detonador de atracción. Basta ver a muchos actores de Hollywood que entran a los listados de los más sexys no por su apariencia física, sino porque su carrera está en su momento cumbre. ¿Las mujeres correrían detrás de un Shia LaBeouf si fuera un humilde empacador en un supermercado? Lo dudo mucho, es obvio que su popularidad le permite adquirir una posición de valor mucho más alta.

Pero aterricemos este eje. Si bien no podrás convertirte en una celebridad en un par de semanas ni llegar a la alfombra roja, puedes desencadenar reacciones positivas en tu público femenino al emular la fama y el reconocimiento.

Amplía tu círculo social

Ser popular es sinónimo de estar rodeado por un gran número de personas, y para transmitir esa misma imagen tendrás que acudir a la sociabilidad. No te limites: acumula amigos de ambos sexos por igual.

¿Qué piensas de alguien que todo el tiempo está encontrándose con gente y le saludan con entusiasmo? Pues debe ser una persona importante, con la que todos se sienten a gusto y que no es tímido en lo absoluto. Esa imagen es la que te conviene que ellas tengan de ti, la de un hombre con la habilidad para conectarse con otras personas.

Usa el Carisma

Esta es una herramienta muy eficaz dentro del liderazgo. Quítate el ceño fruncido y cámbialo por unas facciones más relajadas y amables. Cuando te presenten dentro de un grupo mira a la otra persona a los ojos y sonríe, generarás más empatía y harás que se sientan cómodos cuando están contigo. Un rostro plani y sin expresión inspira desconfianza y es propio de hombres antipáticos.

Con tu círculo social adopta una posición más enérgica. Saluda con buena vibra, pregúntales por sus cosas y reafirma vínculos. Las mujeres notan a kilómetros quien es tipo que dirige emocionalmente al grupo, mientras que los tímidos y retraídos pasan a un segundo plano. Ensaya la misma estrategia con tus compañeros de trabajo y verás rápidamente cómo las mujeres se vuelven más accesibles.

Ten una Presencia Fuerte

Hazte notar. Si estás en la universidad toma la palabra para hacer preguntas u opinar sobre algún tema. Es un ejercicio que además te ayudará a adquirir confianza cuando tengas que hablar en público. Ten en cuenta algo: hazlo en un tono positivo en lugar de uno litigante. Los tipos que siempre participan para manifestar su desacuerdo por todo no son precisamente los que gozan de más simpatizantes, todo lo contrario, son impopulares.

La idea de este eje es ser el centro de atención. Cuando todas las miradas se dirigen hacia ti las mujeres inconscientemente te atribuyen cualidades asociadas al liderazgo, la inteligencia, el coraje, etc. Un hombre que no habla cuando está en un grupo tiende a pasar desapercibido, las mujeres no lo toman por alguien valioso y lo olvidan fácilmente porque no genera un mayor impacto.

Desarrolla un Talento

El éxito no es algo que dependa exclusivamente de la apariencia física, tiene que ver con tus habilidades y capacidades. ¿Pero además del éxito para qué sirve tener una talento en particular? Para destacarte de la masa. Puedes estar en un curso de guitarra con muchos otros estudiantes, pero si eres el mejor estarás ganando puntos con las chicas. Puedes ser un estudiante más en una clase, pero si eres el mejor expositor o quien hace los aportes más interesantes habrás ganado terreno.

Acá hay un tip adicional para las citas: Llévala a lugares donde sabes que te vas a destacar. Supongamos que tienes una buena voz. No presumas ni hagas alarde de lo afinado que eres, simplemente invítala a un karaoke. Al terminar tu presentación el aplauso del público creará ese efecto de fama y reconocimiento. Lo mismo sucede si van con un grupo a una disco y tú eres particularmente bueno bailando salsa, ellas notarán ese talento que te hace diferente-superior a los demás.

Este eje es bastante sencillo en su aplicación, se trata básicamente de cultivar la sociabilidad y el carisma para lograr ser el centro de atención del grupo. Los hombres introvertidos y con una personalidad poco gregaria también pueden seducir, pero es evidente que sus probabilidades son inferiores, mientras que los que se encuentra orientados hacia el liderazgo tienen un rango más amplio de mujeres para salir, se encuentran menos expuestos al rechazo inicial y son invitados con frecuencia.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *