fbpx

Cómo ser un buen conversador con las mujeres

Uno de los temores de los hombres es quedarse sin qué hablar con la chica con la que están saliendo. Esto sucede cuando no se han desarrollado las habilidades conversacionales o simplemente por falta de experiencia. Hoy veremos 5 consejos a tener en cuenta sobre el manejo de la interacción.

1 – La Regla 90/10

Muchos hombres esperan que la conversación esté equilibrada desde el comienzo y ambos estén hablando en la misma proporción (50/50). Sin embargo, esto rara vez sucede dado que tú eres un completo desconocido y aún no has establecido un clima de confianza como para que ella pueda demostrar interés en ti.

La regla 90/10 consiste en que tú hables el 90% del tiempo y ella el 10%, pero sólo al comienzo de la interacción. Esto puede ser así durante la primera media hora cuando mucho, después ella se sentirá lo suficiente cómoda como para hablar de sí misma y participar activamente en la conversación.

Los hombres que invierten la proporción desde el comienzo suelen quedar en evidencia, o peor aún, la cita termina siendo un interrogatorio. El otro error es quedarse demasiado tiempo hablando de sí mismos, presumiendo para tratar de impresionarla en lugar de pasar a la búsqueda de la conexión emocional.

2 – Usa preguntas abiertas

Evita las preguntas cuya respuesta sea un monosílabo o correrás el riesgo de que la conversación se estanque en ese punto. Las preguntas abiertas la “obligan” a extenderse en un tema, por lo que es muy útil preguntarle acerca de sus emociones o su opinión. Un par de ejemplos sencillos sólo para ilustrar este punto:

¿Y qué tal el trabajo? → ¿Cómo te has sentido en tú trabajo?
¿A dónde has viajado? → ¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes de un viaje?

3 – Enlaza temas y anécdotas

¿Por qué las conversaciones con los amigos se alargan? Porque no se quedan en el mismo tema. Cuando hablas con tus amigos muchas veces salen temas que no tienen nada que ver el uno con el otro, pero en definitiva eso es lo que hace que la conversación sea más fluida.

Por ejemplo, puedes tomar objetos o personas del contexto y sacar un tema improvisadamente. Esto requiere algo de habilidad, pero es tremendamente efectivo para evitar los silencios incómodos. Supongamos que pasan cerca a un restaurante de carnes, entonces puedes preguntarle su opinión sobre los vegetarianos, contarle alguna anécdota cuando eras mesero o preguntarle por su restaurante favorito. Las posibilidades son infinitas.

Puedes revisar este post sobre Storytelling (el arte de contar historias).

4 – Evita quedarte en lo negativo

Inevitablemente a veces tocarás temas que bajarán su estado anímico. Esto es natural y además recomendable de vez en cuando, pero lo importante es que aprendas a colocarla rápidamente en un terreno positivo. Cuando la cita contigo se vuelve una montaña rusa con muchos altibajos, comienzas a generar un gran impacto porque ella te asocia con sensaciones de bienestar, que es en donde transcurre la mayor parte de la cita.

5 – Prepara tu repertorio personal

Algunos seductores presumen de ser naturales y menosprecian el material enlatado, pero si te fijas bien absolutamente todas las personas tienen rutinas. Tu repertorio personal está conformado por algunas líneas neutrales para hacer un abordaje, tus chistes favoritos, historias y anécdotas que han marcado tu vida, DAV´s, etc. Este punto será el tema del siguiente post.

Just Livin Man!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *