fbpx

El Primer Beso (Parte I)

Luego de haberla atraído y con su confianza en tus manos, finalmente llega la hora de cerrar el trato. Si bien no es el final de la seducción, el beso termina con toda ese intriga y misterio que se han venido acumulando durante el proceso y marca el inicio de la relación afectiva (otras veces es simplemente el preludio del sexo).

Sin embargo, para muchos hombres el primer beso parece adquirir demasiada importancia y se convierte en un tema que genera bastante tensión. Conforme acumulas experiencia en el terreno te darás cuenta de que no es tan difícil llegar a este punto y no es todo lo estresante que las novelas y toda la basura de las comedias románticas quieren hacerlo ver. Todo lo contrario, es cuestión de besar y disfrutar.

1 – Aíslala

Una mujer puede sentirse tremendamente atraída por tu personalidad, pero no te va a besar si está su grupo de amigos observándola. Cuando planees la cita para cerrar el trato asegúrate de que van a estar solos para que ella no se sienta socialmente presionada.

2 – Calibra los Indicadores de Interés

Aunque este punto pueda sonar demasiado obvio, más de uno se ha estrellado por malinterpretar las señales o anticiparse a los IDI´s. Que ella te acepte las citas sin ningún inconveniente o que se meta en la conversación es tan sólo el principio, busca IDI´s de más peso como el contacto físico con las manos o la proximidad corporal.

3 – Escala físicamente

Algunos hombres desafortunadamente parecen tenerle miedo a tocar a las mujeres porque lo consideran muy “arriesgado”, pero lo cierto es que es una de las mejores formas para confirmar que ya ha llegado el momento.

Se llama escalada porque precisamente tiene una connotación en la que avanzas progresivamente según la atracción y confianza que hayas generado. Empiezas con los besos en la mejilla y abrazos ocasionales, luego puedes jugar con sus manos, tomarla de la cintura, poner tu mano sobre su rodilla y finalmente acercarte a su cuello para oler su perfume.

4 – Genera tensión sexual

La tensión sexual es esa sensación de intriga en la que ella se siente atraída y con su mente enfocada hacia el deseo, pero irónicamente en la realidad no está sucediendo nada de manera explícita.

Puedes acudir a las bromas, usar la PNL, el doble sentido y las aproximaciones físicas para generar esa tensión y de paso chequear que ella no se resista a tus avances.

5 – No esperes hasta el final de la cita

Este es un error producto de los paradigmas que nos hemos dejado implantar de las películas. Al final de la cita el chico se declara o se acerca para besarla y tímidamente ella accede. Pffff!! Qué ridículo es cuando lo lees ¿no?

Pues bien, no hay necesidad de esperar hasta el final de la cita o que llegue el “momento indicado”. Un seductor fabrica en primer lugar ese momento cuando lo considera oportuno, y luego la besa sin importar si es el comienzo o la mitad de la cita.

Te aconsejo particularmente que no esperes hasta el final basado en dos escenarios:

Si te rechaza: Es mejor que sea en un punto medio en la cita para tener tiempo de componer las cosas e incluso volver a intentarlo con éxito. Pero si esperas al final el último recuerdo que tendrán ambos será esa situación incómoda.
Si ella accede: Te permitirá reafirmar la relación con los consecutivos besos y aprovechar para pasar al sexo (si la logística lo permite, claro). Si el beso es al final de camino a casa ella puede experimentar remordimiento del comprador.

En la segunda parte veremos los otros 5 puntos claves para asegurar el primer beso.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *