fbpx

Errores de Lenguaje Corporal en la Primera Cita

La primera cita es como la primera impresión cuando conoces a alguien: es un impacto muy importante, susceptible de ser modificado, pero decisivo para el rumbo de las primeras interacciones. Más allá de los temas que debes evitar o si lo primero es generar atracción, hoy quiero hacer mención del lenguaje corporal y los gestos que pueden arruinar tu primera cita.

1 – No tocarla

El contacto físico es esencial para evitar que ella te vea como un amigo o peor aún, como un hombre inseguro. Algunos hombres piensan que es mejor guardar la distancia para que ella no piense que sólo se interesan en el sexo o por cortesía, pero lo cierto es que eso no hace sino retrasar el confort que vas a necesitar luego para pasar al beso o al sexo.

Tip en este punto: Tómala de la mano o la cintura ocasionalmente cuando entren a un lugar o crucen la calle. También puedes abrazarla y besarla en la cabeza justo después de burlarte de ella.

2 – Tocarla demasiado

Este es el otro extremo: estar todo el tiempo cogiéndole la mano o abrazándola como si ya fueran novios. Sí, es parte de la mentalidad de quien no quiere ser visto como amigo, pero comunica demasiado interés y necesidad.

3 – Las posturas cerradas

Permanecer estático, con los brazo cruzados o las manos en los bolsillos, son auténticas manifestaciones de timidez e incomodidad. Es como si la falta de experiencia saliera a flote y una cita fuera un evento extraño en el que no se sabe cómo reaccionar o qué hacer.

4 – Los tics nerviosos

Son un reflejo de la falta de costumbre en el terreno de las citas y los pensamientos anti-seductores como querer impresionar y buscar aprobación. La tensión comienza a acumularse y se transfiere a los pies, las manos, los movimientos en el torso, etc.

Debido a que parecen involuntarios, puede ser un poco difícil desharcese de ellos. Un recurso hacerse consciente cuando aparezcan: si por ejemplo tu tic cuando estás sentado es mover el pie rápidamente, al verlo puedes “ordenarle” que se detenga.

Por lo demás puedes utilizar la técnica del anclaje de PNL para activar estados de confianza, pero en términos realistas desaparecerán en la medida en que las citas sean algo natural para ti.

5 – Jugar con los objetos de la mesa

Es muy similar al punto anterior. Evita jugar nerviosamente con los vasos o servilletas, ellas perciben esas señales de ansiedad a kilómetros. En lugar de eso relájate y mas bien juega con su cabello de vez en cuando.

6 – Posturas que hablen mal de ti

La clásica es la de caminar encorvado. Nada de eso. Envía los hombros hacia atrás y manténte erguido mientras caminan. No sólo te verás más alto, sino que además comunicarás mucha seguridad.

La segunda es inclinarse demasiado hacia ella, especialmente cuando están en una mesa. Los hombres que demuestran interés suelen apoyar los codos sobre la mesa y permanecen en posición de escucha todo el tiempo. En lugar de eso descansa sobre la silla y apoya los codos sobre los descansabrazos.

Piensa como una chica: Si ella ve a un tipo que desde la primera cita ya está mostrando su necesidad, sabe por experiencia que ya lo tiene comiendo de la palma de su mano, y como parte de la condición humana perdemos interés en las cosas que ya tenemos.

7 – No hacer contacto visual

Este también es típico, no sólo en la seducción sino en general en los ámbitos que generan mucho estrés como hablar en público o una entrevista de trabajo. Un truco bien simple para resolver esto es concentrarse en el color de su pupila como si fuera un objeto cualquiera y no “la ventana del alma”.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *