fbpx

8 elementos para lograr un abordaje exitoso

Lo más importante no es lo que dices, sino cómo lo dices

Además de la línea de entrada, existen cierto parámetros generales para causar una buena impresión en la chica que deseas conquistar. Son elementos que revelan determinación, ayudan a crear empatía y evitan que ella ponga se ponga a la defensiva.

1. Sonríe

Es de lejos una de las cosas más importantes. Sonríe sutilmente, sin que sea de oreja a oreja. Este gesto es tan simple como poderoso en sus efectos: comunicas confianza, simpatía, calidez y transmites eficazmente un mensaje: “no soy una amenaza”. Es en otras palabras, un “desarmador”.

2. Usa un tono de voz fuerte

Una tonalidad gruesa y resonante es un rasgo típicamente masculino.Puedes utilizar un excelente opener y aun así arruinarlo todo con una voz débil que no genere mayor impacto.

La clave para configurar este tono reside en la respiración. Cuando envías el aire a la parte baja del abdomen estás ampliando la caja de resonancia de cuerpo, haciendo que tu voz suene más fuerte y varonil sin hacer tanto esfuerzo. En este post encontrarás los ejercicios y beneficios de una respiración adecuada.

3. Tu lenguaje corporal

¿Qué le están diciendo tus gestos y tu postura a ella? Mirar hacia el piso o con la espalda encorvada son claros indicadores de timidez. Relájate, camina con la espalada recta y usa movimientos lentos, como quien es dueño del entorno.

Tu cuerpo comunica los pensamientos que te invaden, así que cambia las imágenes que ocupan tu mente y entrarás en una dinámica positiva. Visualiza y experimenta el éxito por anticipado, llénate de buena energía y disfruta lo que haces.

4. Haz contacto visual previamente

Esta es una aplicación en menor escala del principio da familiaridad. Cuando ambos han cruzado miradas y notas que ella no se muestra indiferente, es hora de lanzarte. El contacto visual prolongado por parte de ellas es la forma que tienen para decirte: “Pareces interesante, háblame”. ¡Ojo! No te quedes mirándola demasiado tiempo sin actuar, un par de segundos son suficientes.

5. Aproxímate de frente

Al momento de dirigirte a ella hazlo de frente o en diagonal, en todo caso para que ella pueda verte. Cuando te acercas por la espalda o de lado, ella simplemente no puede ver que te acercas, de modo que al intentar hablarle va a ser algo inesperado y probablemente la asustes. Es una pésima impresión la que estás causando de entrada. En los abordajes diurnos como la calle o la para de autobús es esencial que evites esta clase de errores.

6. Usa un interruptor adecuado

Un interruptor es esa palabra o que rompe el silencio: “Hola qué tal / cómo vas / como estás”, “Oye ven”, etc. Un consejo adicional es que una vez que la saludes hagas una micro-pausa, es decir, que no arranques a hablar inmediatamente sino que guardes silencio por uno o dos segundos. Este corte hace que ella enfoque su atención en ti y en lo que dices.

Un aspecto muy importante es que evites palabras como “perdón”, “discúlpame” o “excúsame”. Puede que las uses para mostrar algo de cortesía, pero es lo mismo que si dijeras: “soy incómodo / voy a ser una molestia así que perdóname”. Tú eres alguien con quien ella va a pasar un rato agradable, así que no tienes porque pedir disculpas.

7. Falsos Limitadores Temporales

Cuando te aproximas a una mujer que está acompañada y hablando cómodamente con sus amigos, ella no va a querer que nadie le arruine el momento. Evita que aparezcan esa clase de pensamientos diciéndole que no te vas a demorar más que unos pocos segundos, así no quedarás como uno de esos pesados que no se sabe a qué horas se van a ir.

“Es una simple pregunta, mis amigos me están esperando y no me voy a tardar….”. Eso es falso, por supuesto. Pero es una frase para bajar sus defensas y capturar su atención.

8. Tu Vestuario

Es un hecho comprobado que cuando una persona utiliza su mejor ropa cambia su propia percepción de valor, se siente más segura e interesante. ¿Qué ven ellas en ti cuando vistes adecuadamente? Un hombre con buen gusto e inteligente, superior a los típicos ordinarios que deambulan por ahí.

No necesitas andar de camisa y corbata todos los días, pero tómate el tiempo para escoger bien la ropa que te compras y combinar los colores de manera adecuada. Mantén limpios tus zapatos y tu cabello. Verte bien es sinónimo de salud y autocuidado.

Este listado es una guía para que tengas en cuenta la próxima vez que te acerques a una mujer que te gusta. Sonreír, vestirse bien y llenarse de buena energía es sencillo y te va a dar una ventaja enorme en la conversación.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *