fbpx

La Zona de los Amigos

“Yo también te quiero….. pero como amigo”. No puede haber una línea que cause más terror entre los hombres. Es lo último que quisiéramos escuchar de la mujer que nos gusta. ¿Culpa de quién? De nosotros los hombres, por supuesto. En algún momento nos desviamos del camino y dejamos de generar atracción para pasar a convertirnos en su mejor amigo.

Pregúntale a una mujer acerca de lo que debe hacer un hombre para poder conquistarla. La mayoría responderán cosas como: “primero hay que conocerse bien, tener paciencia, escucharla, ser atento, no presionar las cosas” y así por el estilo. Las novelas, películas y todas esa cursileria que nos vende el pop terminan por inocularse en nuestra mente, haciéndonos creer que esa es la estrategia correcta. Pensamos (y algunas mujeres nos hacen pensar) que en algún momento ella abrirá los ojos y se fijará en nosotros. Pero la realidad es diferente, muy diferente….

A una pregunta racional, respuesta racional, pero ya has aprendido algo de la mujeres: son emocionales. Les cuesta demasiado trabajo romper con una vínculo afectivo. Por eso siguen con el tipo que las maltrata, quieren tener amigas para toda la vida, no olvidan fechas ni lugares, y por supuesto, no quieren arriesgarse a perder la valiosa amistad de “personitas tan especiales como tú”. Así que pon un filtro a lo que escuchas, porque una cosa es lo que las mujeres dicen que quieren, y otra muy distinta es lo que realmente funciona.

Pasemos de una buena vez a los elementos que explican el por qué un hombre es enviado a la Zona de los Amigos, además de que te va servir como guía para evitar caer en esa trampa.

1 – Desde el principio

Antes de que empieces a hablar con una mujer ella ya te ha ubicado en un perfil: amante, novio, amigo, un “tal vez”, un “jamás”, para relación de largo plazo, etc. Lo hacen de manera inconsciente basadas en dos parámetros: la impresión que das y las emociones que generas. La primera prueba es cuestión de lenguaje no verbal, tu vestuario y la gente con la que ella te ve. La parte emocional corresponde a los rasgos de tu personalidad, tu estilo de vida y tu estrategia en general.

La entrada de un hombre atractivo es impactante: la forma en que se expresa, hace contacto físico, las historias que cuenta, las actividades a las que se dedica, los amigos que lo rodean, su actitud, etc. Es alguien que definitivamente se hace sentir y que no pasa desapercibido.

2 – El factor tiempo

Los hombres que son enviados a la Zona de los Amigos suelen ser los que más se demoran en actuar y lanzarse por un beso. Sucede porque vacilan mucho pensando si están haciendo las cosas bien y mirando como va la cosa. Son pésimos interpretadores de las señales que indican que ella se siente atraída, dejando pasar la oportunidad por falta de experiencia y cobardía.

Otro aspecto es la cantidad de citas. Producto de las dudas y temores comienzan a transcurrir más de la cuenta: “en la próxima cierro el trato, ya va a ver”. Y así sucede una y mil veces hasta que la paciencia de la chica llega al límite, deja de sentirse atraída y, ya decepcionada, termina en brazos de otro que si sabe cómo maniobrar en esa clase de situaciones.

3 – “Un hombre que me escuche….”

Las mujeres quieren un hombre que las escuche, por supuesto, pero dentro de la relación, nunca antes. Ésa frasecita es una verdadera arma de doble filo. Convertirse en el paño de lágrimas de una mujer parece ser una buena estrategia porque en efecto ella te llama, quiere hablar contigo, dice que te necesita y que quiere verte, pero ¡lo hace para hablar de ella!

Ellas no lo hacen porque estén interesadas en ti, sino porque finalmente han encontrado a un hombre que se preocupe por ellas y las entienda sin que sea parte de una estrategia para obtener sexo (el “amigo gay”). Es la situación perfecta para una mujer. Por pura cortesía ellas compensan eso preguntándote cómo te ha ido y tus cosas, lo que despista a más de uno creyendo que es interés y atracción lo que están generando, así que ojo con esto.

Ahora, ¿cómo permite un hombre que una simple conversación llegue a tal punto? Al escuchar su problemas hay algo que se ha filtrado: los temas de mujeres. Si una mujer te empieza a hablar de noviazgos anteriores, los tipos con los que sale, hombres que le gustan (incluso cuando los ve por la calle), deténla inmediatamente. Para eso tiene a sus amigas, para que le den consejos y opiniones. Tú no puedes andar de “terapeuta emocional” con una chica que te gusta.

4 – Inocencia

Un hombre inocente casi nunca habla de sexo, es un “tabú” para él. Un seductor, en cambio, sabe por experiencia qué es y no le da vergüenza hablar del tema sin la necesidad de llegar a fanfarrón. Un hombre inocente es por sinonimia sumiso, atento, delicado, tierno, soñador, en fin, cuanto palabra cursi se te pueda ocurrir. O si prefieres algo más contundente: “Le faltan huevos”.

Cuando salgas con una mujer sé masculino. Si la vas a tomar de la cintura hazlo firmemente, sin que ella sienta una presión excesiva, pero tampoco con la suavidad de su mejor amiga. Tus gestos, el tono de tu voz, los amigos que te rodean, tu nerviosismos y todo aquello que te haga ver como “niño” o falto de experiencia va a jugar en tu contra.

5 – NO a las declaraciones amorosas

Un verdadero seductor sabe cuándo una mujer se siente atraída, no necesita preguntárselo. Eso de “¿quieres ser mi novia?” es para quinceañeras, lo mismo que cualquier otra proposición del mismo corte. El problema radica en que le estás cediendo el control a ella, es decir, ella es quien decide si empieza o no el noviazgo como tal.

Detrás de una declaración hay más que eso. Significa entre otras cosas que todo lo que hiciste anteriormente fue porque querías su aprobación, en lugar de hacer que ella se sintiera atraída hacia ti. Si has inferido por sus indicadores que le gustas, bésala. No tienes que hacer otra cosa.

Estos cinco ítems son apenas una muestra básica de lo que ocurre en miles de casos y por lo cual casi todos hemos pasado al menos una vez. ¿Existe alguna forma para hacer que tu amiga te vea más como una pareja potencial? Si, pero es bastante complicado debido a que ya tienes toda una serie de errores a cuestas. Pero, por otra parte existen un par de métodos, que serán el tema del próximo post.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *