fbpx

Tips para ser divertido con las mujeres

En el post anterior vimos la importancia y los aspectos básicos acerca del desarrollo del sentido del humor. Hoy vamos hacia la parte práctica: qué temas tocar, cómo contar un chiste, y algunas líneas para que te hagas una idea. Algunas cosas te parecerán graciosas y útiles, otras no tanto, al fin y al cabo se trata de que encuentres tu estilo personal.

Comienzo y Final

Como regla general evita empezar diciendo cosas como: “Me sé un chiste buenísimo….”. En lugar de eso cuéntalo como si fuera una experiencia propia. Por ejemplo, si el chiste es sobre una pareja de esposos tú puedes narrarlo como si a ti te hubiera pasado con tu novia.

Cuando termines no te rías de tu propio chiste y evita alargarlo repitiéndolo. Si ella no se ríe no empieces a explicarlo, en lugar de eso le dices: “A ver señorita Antipatía, deléitame con tu repertorio….”. Obviamente permanece serio para colocarla a ellas en una dinámica bajo la cual tenga que conseguir tu aprobación.

O en otras palabras: No te rías de todos los chistes que te cuentan. La gente, tanto hombres como mujeres, tienen que ganarse tu risa y admiración: ¿no has notado que siempre hay un bobo al que todo le produce excesiva gracia? Notarás que no es alguien a quien la gente suele respetar.

Ella

Hacer chistes sobre ella es verdaderamente un arma de doble filo. Un insulto bien acomodado hará que ella se ría (negas), pero si lo haces con una mujer susceptible a los comentarios sobre su aspecto físico entonces pierdes terreno, al fin y al cabo a nadie le gusta ser el centro de burlas.

De todos modos no caigas en el error de tratarla como una princesa, menosprecia de vez en cuando su inteligencia con apodos sutiles: “A ver pingüinita déjame explicarte….”. Eso si evita a toda costa burlarte de cosas que ella considera muy importantes como la religión, sus amigos o su familia.

Burlarse de uno mismo es muy efectivo porque estás proyectando confianza y una alta autoestima. Si te fijas en los comediantes verás como ellos se mofan tanto de sus propios defectos físicos (como la estatura o el rostro) como de sus experiencias con las mujeres (son perdedores, les han sido infieles, son los tontos de la relación). Ellos no se ven así mismos de ése modo, pero saben que el público encuentra muy divertida esa tónica.

El Sexo

Hablar y contar chistes sobre Sexo es una de las mejores estrategias que puedes utilizar, pero no te excedas. Si te pasas con este tema vas a quedar como el típico vulgar que no piensa en otra cosa que no sea sexo. Antes bien aprovecha para transmitir experiencia en el tema y dejar en claro que para ti el tema no representa un tabú. Puedes ridiculizar situaciones, personas, o temas como la infidelidad.

En lugar de quejarte…

Tienes mucho trabajo que hacer, mañana tienes que madrugar a la oficina o está lloviendo. ¿Qué vas a hacer, quejarte delante de ella? Aprovecha esas situaciones para ponerle algo de humor al asunto:

“Tengo un rico y delicioso parcial de econometría…..”.
“Creo que hoy me iré a casa en canoa” (Cuando esté lloviendo).

Ellas notarán la diferencia con el típico personaje amargado y pesimista que nunca se encuentra a gusto con ninguna situación.

El Idiota

Mientras la gran mayoría de los hombres intentará hacer todo lo posible por mostrar su inteligencia y sagacidad para impresionar a una chica, tú puedes hacer exactamente lo contrario. Repito: es un rol, no asumas este papel todo el tiempo, altérnalo con cosas interesantes.

“Tómate tu tiempo, ¡pero apúrate!”
“Uno siempre debe ir a los funerales de los demás si uno quiere que asistan a los de uno”
“Ese tipo es menso como un zorro” (Éste es del gran Homero)
“Qué te dijera yo, es una mujer de unos 21, 22…. 35 años de edad”

Ser divertido es algo que es en esencia parte del carácter y no de las líneas, por eso ves personas graciosas y otras no tanto (incluso cuando cuentan los mismos chistes). Importa aquellas cosas que realmente te causen risa y haz pruebas con tu círculo de amigos, si en general la gente se ríe entonces podrás incluirlo dentro de tus rutinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *