fbpx

Cómo dar un cumplido

Halagar a una mujer tiene su ciencia. Saber lanzarle un piropo a una mujer puede hacer la diferencia entre ser uno más en su camino, o ser el hombre que supo decir las cosas de un modo diferente. El tontín perdedor llena a la chica de galanterías cual adulador de dos pesos esperando que ella se conmueva, mientras el seductor que logra impresionarla con su tacto y aguda percepción.

1 – No empieces con un cumplido

Si quieres conocer a una mujer esta es la mejor forma de igualarse al montón de perdedores: empezar halagándola. Eso es ser predecible, vacío y falto de originalidad. La mayoría de hombres lo hace porque quieren empezar haciéndola sentir bien, mientras ella en su cabeza piensa “otro más con lo mismo”. Existen cientos de métodos más interesantes para empezar una conversación, no uses el más común.

2 – No seas vulgar

Esta regla debería sobrar, pero por alguna razón algunos hombres todavía creen que cosificar una mujer puede tener algún efecto diferente al rechazo. Un hombre ordinario no es un hombre seductor. No obstante, algunas mujeres que prefieren las vulgaridades en el preludio o durante el sexo, pero eso ya es otro terreno donde no caben las generalizaciones.

3 – Continúa la conversación

Uno de los errores más comunes al lanzar un piropo es quedarse esperando una respuesta, ya sea un “gracias” o un cumplido similar. Sea lo que sea que le digas, simplemente continúa como si no hubieras dicho nada. Eso le da a entender que no estás esperando nada a cambio, ni que es un truco para ganarse su admiración.

4 – Evita centrarte en su aspecto físico

No es pecado decirle que es guapa, pero si quieres marcar la diferencia evita hacer esto en las primeras citas. Ella es bonita y eso lo sabe, se lo han dicho mil tipos antes que tú, y decirle todo el tiempo lo atractiva que es no demuestra otra cosa sino tu interés superficial.

En lugar de eso, permanece con una actitud indiferente hacia su aspecto físico. Ella hará preguntas como “¿Me veo bonita?” o “¿Te parece que tengo ojos bonitos?”, y cosas por el estilo buscando un cumplido. Es una pequeña trampa de la cual puedes escapar de varias formas:

“Sí claro, te ves increíble con esa blusa. Bueno, tu cabello es un desastre, pero a pesar de eso te ves bien…”. Le dijiste que se ve bonita, pero lo complementaste con un nega para que ella sepa que su belleza no te deslumbra. Otro truco es cambiar de tema inmediatamente o volver al anterior: “Sí claro, te ves increíble con esa blusa. ¿Y qué me venías diciendo de tu mascota?…”.

5 – “Al principio pensé que eras….”

Apuntarle a su personalidad es una de las mejores cosas que puedes hacer. El problema es que resulte demasiado simple como: “Eres inteligente” y esperar que ella te corresponda. Cuando halagues su personalidad hazlo sobre rasgos de ella que de verdad sean auténticos, lo que te ayudará a proyectar interés sin parecer falso.

Una forma sencilla de hacerlo bien es utilizar la estructura que encabeza este punto: “Cuando te conocí me pensé que eras antipática por la forma en que te parabas y con esa actitud tan fría, pero ahora te veo diferente. No creía que te gustaran las galerías de arte (o cualquier cosa que haga de ella una mujer especial)”.

Los negas también se valen en este punto. “…pensaba que eras insoportable y aburrida, pero ahora me doy cuenta de que eres todavía peor (risas). No, en serio, eres muy simpática. Tiene un sentido del humor bien particular…”.

La intención de esta estructura es hacerle ver que inicialmente tú desaprobaste su personalidad o actitud, pero que poco a poco ella ha ido ganándose su lugar. Inconscientemente ella va a seguir el juego demostrando lo valiosa que es para conseguir que la apruebes.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *