fbpx

Eje #7 – Rodearse de otras mujeres

Cuando un producto valioso sale al mercado va a generar demanda automáticamente, y si es escaso, mucho mejor. Cientos de personas se esfuerzan por reunir el dinero para comprarlo y hacen filas interminables para pagar. Un seductor es exactamente igual: proyecta valor y logra que las mujeres se sientan atraídas, de modo que busquen llamar su atención a toda costa. La mente de una mujer que ve a un tipo rodeado por otras féminas fabrica una sola idea: “Si hay otras detrás de él debe ser porque tiene algo especial….. ¡yo quiero conocerlo!”. Este principio se denomina Valor Social.

Un hombre así genera atracción porque le está comunicando al público que tiene algo que hace que el sexo opuesto se pelee por su aprobación: dinero, fama, una gran personalidad, atractivo físico, lo que sea. ¿Un tipo que está solo todo el tiempo transmite la misma impresión? No, en lo absoluto, de hecho carece de valor precisamente porque nadie parece interesarse en él.

Contrasta Personalidades

Esto es esencial. Cuando solo tienes a una chica “te toca” conformarte con su personalidad, sus caprichos y demás defectos. Puedes caer también el autoengaño y hacerte creer a ti mismo que “ella es única e irrepetible, ninguna mujer puede comparársele”. Pfff! Basura! Ten sexo con cinco mujeres distintas a ver si sigues pensando lo mismo de ella.

Una de las grandes ventajas de tener múltiples citas es que le quitan esa aura de perfección a las mujeres con las que sales. Encontrarás que unas son divertidas, seguras de sí mismas y con mil historias que contar, mientras que verás otras que son creídas, aburridas o pesimistas. Sólo queda elegir….

No presumas: Subcomunica

Un error típico al querer mostrarse como un hombre “asediado” por el género femenino es comunicarlo de manera directa. Eso es un intento desesperado por llamar la atención, como quien habla de lo mucho que gana en su trabajo, o el último auto que compró y que nadie más se da el lujo de tener.

En lugar de ello incrusta esa información en tus historias o simplemente deja que ella te vea con varias de tus amigas. Cuéntale una anécdota de la vez que saliste con tu ex-novia a X plan, pero enfatiza el lugar y la experiencia, no la chica.

Aprovecha las redes sociales

Las fotos y tu muro son tus mejores aliados. Que diferentes chicas te publiquen mensaje transmite la idea de que eres un hombre con el que las mujeres desean estar en contacto, no uno al que no le publican ni un insulto.

Pero con las fotos es preferible la calidad sobre la cantidad. Un par de fotos con una chica atractiva dicen más que cien con mujeres promedio. No es asunto de superficialidad, pero seamos honestos, si ves a un tipo rodeado de mujeres feas puedes inferir dos cosas: o no es capaz de interactuar con mujeres hermosas o éstas simplemente no se fijan en él.

Tus amigas también cuentan

¿No tienes una de esas amigas que te abrazan y besan efusivamente? Permítele que se acerque a ti en presencia de una chica que tienes por objetivo, devuélvele el abrazo, tómala de la cintura o de la mano, etc. “¿Pero qué pensará la chica que me gusta?” Deja que su mente haga el trabajo por ti, que piense cosas y se haga ideas. No tienes que dar explicaciones, simplemente moléstala un poco: “es una amiga que me quiere mucho…¿celos, malditos celos?”.

Tuve una novia que me confesó sentirse celosa cada vez que mis amigas me saludaban de esa forma. Ella sabía que no me interesaban más allá de la amistad y que no eran una amenza, pero el sólo hecho de verme en brazos de otra le hacía perder la cabeza.

Sentido de Competencia

Cuando la chica con la que estás saliendo sabe que es la única mujer en tu vida no se va a inmutar por ganar tu aprobación. Sabe que en cualquier momento te va a tener a sus pies por el simple hecho de que no tienes más alternativas. Súmale a eso una actitud necesitada y suplicante por parte tuya y verás como ella pierde rápidamente su interés.

Pero la cosa es muy diferente cuando ella es consciente de que hay otras mujeres con las cuales podrías salir. Inconscientemente comienza a experimentar una dinámica competitiva por ser aquella en la que tú te fijes más, la número uno en tu vida. Hazle saber que no eres presa fácil, que tienes otras opciones y que eres tú quien finalmente elije con quien salir. Si ella quiere ser tu novia va a tener que demostrar que es mejor que las demás participantes.

En líneas generales esto no debe suponer un mayor esfuerzo de tu parte. Cuando estás saliendo con varias mujeres al tiempo los mensajes, llamadas inesperadas y demostraciones de valor llegan solos. El siguiente post lo dedicaré a la antítesis de este concepto: la monoítis, o tendencia a salir con una sola mujer.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *