fbpx

Eje #8 – Independencia: No ser un necesitado

Este eje articula una gran parte de los mecanismos asociados la seducción. Un hombre independiente va detrás de su felicidad, no la de ella; le importa un pepino lo que los demás piensen de él, irá tras su objetivo de todos modos: sale con otras mujeres, así que no necesita suplicarle a ninguna para que pase el tiempo con él, y un largo etcétera.

Pero la situación opuesta es lamentablemente la más frecuente, hombres que asumen una posición sumisa y están detrás de las chicas en lugar de ser un hombre que las atrae. Por eso ves a la mayoría comprándoles detalles, pasando por alto sus infidelidades y caprichos, dando más de lo que reciben y suplicándoles que nunca los dejen. Cuando lo lees es más patético, ¿cierto?

Ten estándares

¿Todas las mujeres te parecen físicamente atractivas? No, en lo absoluto. Hay unas chicas dentro del promedio (ni bonitas, ni feas) con las que puedes llegar a tener una relación normal, pero otras que definitivamente descartarías.

Lo mismo ocurre con la personalidad. Coloca un filtro según el cual tú puedas determinar con qué clase de mujer estarías dispuesto a comenzar una relación y lo que definitivamente no estás dispuesto a tolerar. Personalmente detesto las mujeres caprichosas, las que menosprecian a otras personas por no tener dinero, las ñoñas-aburridas y las que siempre asumen el papel de víctimas. Es obvio que más de uno las aborrece, pero como son bonitas……

Ok, ¿cuál es la idea de manejar ciertos criterios para elegir a una mujer? Que seas tú quien decide, no ella. Eso te hace ver menos necesitado porque estás evaluando su conducta, y no esperando que ella apruebe la tuya.

No la complazcas en todo

Esta bien hacerles un favor de vez en cuando o regalarles un cumplido, pero no te excedas. Eso de tratarlas como una princesa y estar pendiente de cada detalle traduce la preocupación por hacer que ella se sienta excesivamente bien durante la cita. Le estás dando a entender que es demasiado importante para ti.

Tip: No te rías de todos sus chistes. Anímala a que te cuente varios y coloca tu mejor cara de poker, sin el menor asomo de risa. ¿Para qué? Para comunicarle que si algo no te parece gracioso simplemente no te ríes, independientemente de que ella sea atractiva. Es muy probable además que ella insista en contarte otros y busque hacerte reír para ganar tu aprobación. El rol se ha invertido.

No toleres sus desplantes

Algunas mujeres asumen que el tipo con el que van a salir les va tolerar la llegada tarde o su comportamiento manipulador, y tienen razón, pero tú eres diferente. Si ella se retrasa, te cancela la cita o te falta al respeto continuamente entonces ¡adiós! Tú no buscas una mujer así. No necesitas ser grosero ni hacerle ver que eso te afectó emocionalmente, simplemente le dejas en claro que tienes unos principios con los cuales no negocias.

Si ella sufre del “Síndrome de Princesita Malcriada” se va a enojar y te va acusar de ser un intolerante, que te estás tomando las cosas muy en serio o que no la comprendes. Hará cualquier pataleta con el fin de hacerte sentir culpable. Pero si por el contrario tú eres un hombre valioso para ella, verás un cambio en su actitud.

Un consejo adicional en este punto: No generalices desde el principio. Me refiero a que si en la primera cita te hace un desplante puede ser por causa del tráfico o un incidente en el trabajo, lo que no hace de ella un mujer impuntual o manipuladora. Pero si encuentras que el patrón se repite entonces ten valor para decir: “No, gracias, no me gustan ese tipo de mujeres. Mejor quedémonos como amigos, ¿vale?”

Sé independiente en cuanto a la cita

Un truco muy sencillo para concertar una cita y proyectar valor al mismo tiempo es darle a entender que vas a ir de todos modos, no la necesitas a ella para hacer lo que a ti te gusta.

Supongamos que deseas ir a practicar tu deporte favorito y sabes que a ella le encantaría ir, entonces le dices algo como: “Yo voy a escalar casi todos los jueves, si quieres vamos esta semana”. Un tipo necesitado diría: “¿Me acompañas a ir a escalar?”. La primera es una afirmación de poder, es asunto de ella si quiere divertirse o no, mientras que la segunda es una clara muestra de dependencia, típica de un hombre que condiciona su felicidad a la presencia de ella.

Sal con varias mujeres

Esto es algo que ya vimos en el Eje #7 y en el apartado sobre la Monoítis. Entre más mujeres tengas disponibles para salir, menos importancia le darás a cada una. Si estás acostumbrado a salir con una mujer notarás que el nerviosismo suele estar presente porque es tu única posibilidad de conseguir sexo o una relación estable. Pero tener toda una gama de posibilidades te proporciona confianza y seguridad, no luces desesperado porque sabes que si ella no sale contigo lo harás con otra.

Si mantienes una posición firme, relajada y no te desvives por satisfacerla, tendrás excelentes resultados. ¿Has notado que cuando un hombres está dentro de una relación tiende a atraer más al sexo opuesto? No sólo se trata del Principio de la Escasez, sino que simultáneamente está diciéndole al resto que no las necesita. Es feliz, tiene lo que quiere, y si las demás lo desean, van a tener que esforzarse.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *