fbpx

Creencias limitadoras acerca de las mujeres y la seducción (Parte I)

Después de casi un mes sin publicar (para mí fue una eternidad), regreso al blog de seducción con algunos de los mitos y creencias más populares en los hombres que recién empiezan a leer sobre seducción o que simplemente se esconden en un montón de excusas para no aprender sobre el tema.

La mayoría de estas limitantes son producto de la falta de experiencia con las mujeres o de eventos en el pasado que dejaron un impacto negativo, pero la experiencia y la realidad están ahí para demostrarte que no son más que basura alojada en tu mente (ver segunda parte).

Hay que ser físicamente atractivo, tener dinero o ser famoso para tener éxito con las mujeres

Si tienes algunos de estos elementos obviamente tus probabilidades aumentan, pero si careces de ellos no significa necesariamente que todo esté perdido.

La realidad nos dice algo que debes grabarte en tu cabeza: las mujeres se mueven en el terreno de las emociones. El dinero y la fama de un hombre las hacen sentir poderosas y privilegiadas (por eso funcionan), pero el sentido del humor y el carácter sólido de un hombre logran igualmente que ellas se sientan atraídas,.

La buena noticia es que la mayoría de herramientas que crean sensaciones de bienestar y atracción en ellas las puedes desarrollar independientemente de cuánto ganes o cuánta gente te conozca. Sin embargo, no descuides tu apariencia o tus metas financieras sólo porque no sean lo más relevante.

Hay hombres que nacen con un don especial para conquistar mujeres. Los otros nunca lo lograrán.

Esta es una de esas excusas perfectas para estancarse en el conformismo. Hay hombres que por su entorno social y familiar lograron desarrollar habilidades sociales a temprana edad y tuvieron el tipo de experiencias que les permitieron comprender la dinámica del juego de la seducción. Otros no corrieron con la misma suerte, pero no se detuvieron allí y la experiencia les ayudó a pulir sus habilidades de manera progresiva.

Los anteriores son los casos de los seductores naturales. Aplican los principios de la seducción y tienen sus propios métodos, rutinas y reglas sin que sean plenamente conscientes de ello.

Pero la seducción también puede ser aprendida. Los manuales, foros y blogs te ayudan a entender qué es lo que realmente funciona, pero es la experiencia lo que le dará una estrategia particular para atraer a las mujeres.

Para seducir hay que ser un patán con las mujeres

En seducción pulula la dicotomía entre chico bueno y chico malo, pero la verdadera discusión de fondo es qué tan fuerte o débil es el carácter de un hombre.

Tú puedes contar con habilidades de liderazgo, un lenguaje corporal sólido y tener mucha seguridad al hablar con las mujeres, y eso no tiene absolutamente nada que ver con tratar mal a las mujeres. La forma en que te comunicas les dice a las mujeres qué tan seguras pueden estar contigo.

El destino tiene reservada una mujer ideal para mí

El mito del destino es un verdadero clásico. Creer que al final del túnel se encuentra esa mujer que es perfecta para ti es tremendamente nocivo.

Por un lado no desarrollas habilidades porque “al final llegará una chica ideal”, idealizas a cuanta mujer conoces porque crees que “esa es”, y cuando llegan los 30´s te vuelves loco porque tienes que casarte o habrás fracasado en la vida. ¿El destino existe? Tal vez sí, pero es mejor hacer de cuenta que no y fabricar el tuyo propio.

Lo mejor que puedes hacer es salir a interactuar con tantas mujeres como puedas. Date el gusto de conocer personalidades, contrastarlas y desarrollar un actitud selectiva para que cuando decidas quedarte con una chica, sea porque tú encontraste realmente algo especial que antes no habías visto.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *