fbpx

El Padre (Mando)

Llamadas frecuentes, órdenes, prohibiciones, personalidad dominante….. aunque parezca ilógico hay mujeres que se vuelven locas por hombres que les den un sentido estricto a su vida y su relación. El arquetipo del Padre nos brinda una respuesta a este tipo de relaciones ancladas a profundos nexos inconscientes en la niñez de las mujeres.

La Figura Paterna

No es casualidad que el arquetipo del Papá esté presente en la seducción. Psicológicamente hablando, las mujeres que tuvieron una débil figura paterna (por divorcio, muerte, maltrato físico, etc) buscarán reemplazarlo de manera inconsciente a través de otros hombres en su vida: hermanos, tíos, vecinos, novio, esposo.

Aunque este principio aplica para todas las mujeres, las que no lograron un vínculo importante con su padre biológico son las más propensas a ser seducidas por este arquetipo y desarrollar rasgos propios de la personalidad histérica (ver post relacionado).

El hombre controlador

El atractivo de este arquetipo reside en su capacidad para ejercer dominio sobre la chica. Se requiere un carácter firme y con mucha seguridad para “castigar y premiar” de un modo similar al que un Papá lo haría.

Por otro lado, el control también se ejerce a través de las preguntas tipo interrogatorio: ¿Dónde estás? ¿Ya saliste de tu trabajo? ¿A qué horas llegas a tu casa? (Si ves que tu conducta encaja dentro de este arquetipo ten cuidado porque llevados al extremo se forman acá rasgos celotípicos).

Las mujeres pueden molestarse por este tipo de preguntas, pero a nivel inconsciente experimentan un alto grado de placer porque reviven (o experimentan por primera vez) las discusiones con el Padre acerca de sus horarios y normas de conducta.

Rasgos Predominantes

  • Carácter firme: No cede ni a sus caprichos ni se deja manipular.
  • Controlador: Llamadas ocasionales para verificar qué hace y a qué horas llega.
  • Tendencia a mostrar conductas celotípicas.
  • Frecuentes prohibiciones y reproches acerca del modo de vestir de la chica.
  • Regalos y detalles como “premio” a la buena conducta de ella.
  • Las peleas son de muy corta duración y por lo general no adquieren mayor trascendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *