fbpx

Estereotipos: Charlie Harper (Two and a Half Men)

Tarde o temprano tenía que dedicarle un post a esta leyenda. Con una clara incapacidad para tener una relación seria y su marcada adicción al alcohol Charlie Harper (el mismo Charlie Sheen sin necesidad de actuar mucho), se ha convertido en un punto de referencia a la hora de hablar de seducción y éxito con las mujeres (lee el post sobre Alan Harper).

El Atractivo de Charlie Harper

Descartemos inmediatamente su vestuario: las camisas y las pantalonetas no tienen nada de interesante. Lo que realmente atrae a las mujeres, además de su personalidad encantadora, es su estilo de vida. La mayoría de hombres que siguen la serie creen que el secreto de Charlie está en las frases puntuales o la forma en que se les acerca, pero la cosa va mucho más allá.

Fíjate por un momento en el día a día de est arquetipo: no tiene un trabajo fijo, tiene una casa frente a la playa, tiene dinero, vive libre de preocupaciones y sin horarios. Es un estilo de vida envidiable, por supuesto, y es justamente la necesidad de tener ese trozo de esa libertad lo que lleva a muchas mujeres a aproximarse a hombres que la posean.

El Sentido del Humor

Ojo, no confundas la serie con la realidad. Muchas de las frases y situaciones están diseñadas para hacer reír a un tercero, no como un manual de seducción por capítulos de media hora. En todo caso, seguramente habrás notado la facilidad que tiene Charlie Harper para burlarse de su madre, su hermano o cualquier elemento del contexto, incluso de sí mismo.

Esa mezcla de sarcasmo, humor negro e impecable seguridad, desencadenan una proyección de valor infinitamente superior, particularmente porque lo hacen destacarse al lado de perdedores como Alan, Jake o Herb. Un hombre confiado puede reír de su entorno sin ofender cuando lo hace con clase y prudencia.

Charlie es Charlie: no pretendas cambiarlo

Una de las razones por las que los pocos intentos por tener un relación de largo plazo han fracasado, es porque las mujeres con las que vive ese proceso están tratando de cambiar la naturaleza de él. Charlie es alcóholico, fuma y es promiscuo. Pregunta para las mujeres: ¿qué carajos les hace pensar que pueden llegar a tener una relación seria con tipo así?

Como abogado del diablo, considero que la culpa recae más sobre las mujeres y ese mundo de fantasía donde logran rehabilitarlo y devolverlo a la sociedad. Para convivir con una mujer todos los días, Charlie inevitablemente tenía que empezar a ceder en los excesos que dominaban su mundo y eso era algo que no podía hacer de la noche a la mañana. Mucho menos si eso implicaba perder la sensación de control que tuvo durante toda su vida.

La Promiscuidad: Riesgos y Excesos

Las preocupaciones de Charlie eran simples: un embarazo no deseado, una enfermedad de transmisión sexual y el miedo a que nadie cuidara de él cuando llegara a viejo. Las dos primeras son consecuencia directa de su adicción al sexo, la segunda es producto de la inestabilidad de sus relaciones interpersonales.

En una vida donde entran y salen mujeres indiscriminadamente (como si fueran cualquier mueble de la casa), es imposible crear una conexión emocional profunda. Eso es algo que logra con tiempo y compromiso, y esos son dos factores con los que un seductor promiscuo nunca está dispuesto a negociar.

Evalúa lo que significa para ti el éxito con las mujeres

Hace un tiempo escribí un post sobre las dimensiones del éxito con las mujeres (léelo aquí). Acostarse con una mujer diferente cada fin de semana puede ser el epítome de la seducción para muchos, mientras otros con cautela se mantienen al margen de la promiscuidad.

Hay quienes buscan en el material de seducción cómo alcanzar una relación seria, y en ese sentido Charlie Harper es un fracaso absoluto. No voy a entrar a juzgar ninguna de esas visiones como la mejor o la peor, sino que utilizo este arquetipo como referencia para que mantengas tu enfoque en lo que realmente deseas.

Las inseguridades del seductor

Vamos a meterle algo de Psicoanálisis a este arquetipo para hacer este post aún más interesante. Los hombres que suelen jactarse de su éxito con las mujeres y los adictos al sexo, esconden debajo de esa coraza un montón de inseguridades. En el caso de Charlie, la terrible relación que tuvo desde la niñez con su madre transformó su visión de las mujeres. ¿Qué se puede esperar de un hombre que siempre pensó que su mamá le iba a hacer daño?

Al desarrollar su vida sexual ese temor se decantó en la personalidad seductora que toma el sexo de las mujeres, pero que renuncia a cualquier intento de control por parte de ellas o el simple miedo a salir lastimado. De ahí surge toda la promiscuidad que quieras.

Ahora pasemos a la única mujer con la que puede convivir Charlie: ¿Mia? ¿Chelsea? ¿Rose? No. Es Bertha, la criada de la casa. Aunque parezca una relación de amo y sirviente, es en realidad Bertha quien tiene el control absoluto bajo la fachada del salario por su trabajo. Como es evidente, Charlie reemplazó la figura materna por la de una mujer que lo cuida, limpia desorden y le prepara la comida.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *