fbpx

Películas de Seducción: Top Gun

A propósito del concepto de Ala o Wingman, hoy te presento un análisis de la película que popularizó esa palabra en el campo de la seducción. Top Gun. Protagonizada por Tom Cruise, nos presenta varios elementos fundamentales para que trabajes y examines.

Ala: Trabajando en equipo

No me voy a detener mucho porque ya dejé un post sobre el tema (puedes leerlo aquí), pero vale la pena mencionar la importancia que adquieren los otros pilotos durante el combate. Tu Ala puede ser la persona que te sacará de más de un apuro, así que responde con igual lealtad cuando necesite tu ayuda o entrenamiento.

Lenguaje Corporal Dominante

Una de las principales razones por las que se recomienda esta película para los recién instruidos en seducción, es por el gran impacto que ejerce el lenguaje corporal. Pete “Maverick” Mitchell, el personaje interpretado por Tom Cruise, es un hombre que no le tiene miedo a las mujeres, ni siquiera tratándose de su propia instructora.

Desde el inicio puedes ver la seguridad con la que la dirige y se le insinúa sin el menor asomo de nerviosismo o temor al rechazo. En la escena del baño parece casi como si la estuviera acorralando.

Terreno de Alfas

Entre Maverick y Iceman (interpretado por Val Kilmer) hay una clara pelea por el liderato de la academia. Aunque el personaje de Tom Cruise es en realidad uno de los más bajos (mide apenas 1.70 m), su confianza era imparable a la hora de enfrentar verbalmente a sus rivales.

Juego Directo

Otro elemento a destacar es el Juego Directo planteado por Maverick. En lugar de pretender a una chica en un bar de manera disimulada, este acude a sus colegas para cantar una canción y realizar un abordaje épico. Sus intenciones siempre fueron claras desde el inicio, pero lo hizo con una actitud ganadora, seguro de que ella experimentaba igual atracción.

Déjala con ganas de más

Hay dos escenas en particular que comparten un elemento en común. La primera es cuando Maverick conoce a Charlotte y la sigue hasta el baño para damas, y la segunda cuando tienen la primera cita en la casa de ella.

En ambas puedes apostar que él la va a besar. Maverick ha creado toda una tensión entre los dos y Charlotte se muestra más que interesada, pero ¡oh sorpresa! ¡no le pone ni un dedo encima! ¿Para qué un hombre en esas circunstancias haría algo así?

Pues bien, en primer lugar él ya sabe de antemano que la trae enloquecida, lo que le permite aprovechar la ansiedad de ella para aumentar la incertidumbre; y en segundo, ese control sobre el juego hace que finalmente ella sea quien destape su juego al no soportar más el verlo actuar de una manera indiferente.

¿Lección aprendida? Aprovecha cuando ella tenga ganas, no sólo para cerrar el trato, juega también con su deseo para incrementarlo hasta hacerla estallar a un nivel mucho más profundo.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *