fbpx

La Mosquita Muerta

En post anteriores estuve abordando arquetipos como el hombre introvertido y la chica tímida, en relación a la dificultad que representan algunas personalidades tanto para seducir como ser seducidas. Hoy es el turno de la Mosquita Muerta: la clase de mujer que aparentemente no rompe un plato, pero que detrás de su imagen inocente juega por partida doble.

La Imagen

Por donde la mires, la Mosquita Muerta es una mujer que pasa prácticamente desapercibida. No trata de llamar la atención con escotes o minifaldas, ni mucho menos, sino todo lo contrario: proyectarse como una mujer dedicada a su trabajo o estudio, juiciosa, de principios y ajena a cualquier tipo de vicio.

La Personalidad

Cuando hablas con una Mosquita Muerta hay algo que notas inmediatamente: no hay ni un asomo de imperfección moral. Puedes concluir (o ella misma lo dirá) que toma muy poco, no fuma, casi nunca sale a bailar y que su vida transcurre entre su casa, trabajo y estudio.

Por lo demás le puedes adjudicar todos las virtudes que quieras: angelical, simpática, dulce, elegante, modesta, recatada, romántica, soñadora, trabajadora, juiciosa, sumisa, generosa, bla, bla, bla……

Su Objetivo

Varían bastante, incluso pueden ser inconscientes. Algunas mujeres las ven como la clásica roba novios, pero también roban fortunas. Otro caso es el de la que es casada busca un amante, pero genera todas las situaciones de un modo tan casual que incluso parece que él fue quien terminó acosándola.

Sea lo que sea, todo se basa en una relación de confianza. Con su imagen, actitud, personalidad y hasta el vestuario, hará creerte que de verdad encontraste a la mujer de tu vida. Te sientes seguro, confiado, ella te respalda en todo y te adula hasta en los peores días. ¿Qué podría malir sal?

La Víctima

Ella nunca hace nada, nunca es culpable, nunca tiene malas intenciones. Ella tiene mala suerte en el amor, le han roto el corazón. Ella jamás sale con un hombre por su dinero, todo lo contrario, todo el mundo parece aprovecharse de ella porque es una mujer generosa. Ella nunca seduce, todos los tipos que la rodean son “amiguitos”. Bueno, eso es lo que una Mosquita Muerta suele decir.

Este papel de víctima es unas de sus técnicas principales. Siempre serás tú quien tenga la culpa: “Yo siempre me quedo en la casa sola mientras tú sales a beber con tus amigos… no es justo”. Y siempre encontrará la forma de hacerte ver que ella tiene razón.

Infidelidad: “Yo no fui”

Bien sea que tu pareja sea una Mosquita Muerta (ojalá este post no llegue demasiado tarde), o que estés seduciendo a una, notarás que la infidelidad recae totalmente en los hombres en cuestión.

Por una parte el esposo o novio es el culpable por dejarla abandonada. Ella vivía triste y sola en su casa, sin poder divertirse, aburrida viendo la tele, y un día llegó ese hombre a su vida que hizo todo lo que su pareja le negó durante tanto tiempo. Ella no tuvo la culpa.

En la otra esquina, el amante es culpable por seducirla aún cuando ella le dijo desde el principio que era una mujer casada, comprometida o con novio, y el siguió insistiendo. ¿Acaso ella no tuvo elección? Pues dirá algo como: “¿Y yo cómo iba a saber que sus invitaciones eran con el propósito de seducirme?”. Una vez más, ella tampoco tuvo la culpa.

Tácticas Principales

La Mosquita Muerta utiliza varias técnicas para conseguir su objetivo: sea conseguir un marido, apoderarse de un negocio, robarle el novio a una amiga o lo que sea que se proponga:

La Adulación. No sólo es contigo, es con todos los que te rodean. Ella le caerá bien a tu mamá, a tus hermanas, a tus amigos y hasta a tu mascota. ¿Cómo lo hace? Elogiando, porque así es como se desarma a un enemigo.

La Inocencia. Su personalidad delicada hará que bajes las defensas para que pueda operar a su antojo: “¿Ella infiel? Para nada, le falto un poco no más para ser monja”. Si, claro, pero eso no explica porque ella es toda una devoradora en la cama, ¿qué raro no? Ni la infidelidad, ni la ambición pasan por tu cabeza porque ella ha fabricado con todo cuidado la imagen de una mujer incapaz de hacer algo malo.

Hablar mal de tus amigas. Al contrario de lo que ocurre con cualquier otra novia, una Mosquita Muerta te cambiará la perspectiva de las mujeres que te rodean. Quieres asegurarse de que tu atención estará centrada en ella, así que utilizará pequeños chismes para alejarte de otras chicas.

Alejarte de tu escudero. El escudero es la clase de persona que te respalda en decisiones importantes como tu mejor amigo o tu familia. Cuando una Mosquita Muerta se propone un objetivo que requiera una decisión trascendental (como casarse, mudarse a otro país o asignarle un cargo importante en una empresa), procurará que la decisión la tomes tú, previo ejercicio de manipulación de ella. Por eso sembrará cizaña argumentando que los demás limitan tus decisiones y no quieren que seas feliz.

Rasgos Predominantes

  • Vestuario casual, muy recatado.
  • Palabras dulces, nunca utiliza groserías o expresiones vulgares.
  • Todo lo que hace y dice la hace ver como una mujer ideal.
  • Historias donde ella es la víctima.
  • Habla mal de tus amigas. Siembra cizaña.
  • Elogia constantemente tu buen gusto para vestir, el cine, la comida o cualquier otra cosa, incluso cuando no lo tengas.
  • Es la mujer ideal según tu mamá.
  • De un momento a otro está completamente enamorada de ti. Eres el hombre de sus sueños.
  • Controla tus horarios a través de llamadas muy casuales para cometer sus fechorías. No te sientes acosado ni la ves como una mujer celosa.
  • Demuestra públicamente su afecto de manera exagerada para respaldar su imagen de mujer fiel.
  • Se muestra como una mujer devota.
  • Cuando le preguntas que hizo el último fin de semana siempre dice que estuvo trabajando, estudiando o con la familia. “Nunca” sale de fiesta.
  • Niega la atracción por un hombre que le gusta, pero luego parece que él no puede despegarse de ella.
  • Te induce a tomar decisiones por tu cuenta sin consultar a otra persona que no sean ella.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *