fbpx

Parafilias: El Sexo “Extraño”

QUIMICA-SEXUAL

A veces el placer adquiere formas que cruzan la barrera entre lo extraño, lo dañino y hasta lo ilegal. Cuando ya no es el coito la fuente de placer, sino que se acuden a otro tipo de objetos o prácticas, entonces empezamos a hablar de parafilias (para: “al margen de”; y filia: “amor”).

De ahí en adelante aparecen todo un grupo de variantes como el sadismo, el fetichismo, el masoquismo, la pedofilia, la necrofilia, etc. En el post de hoy veremos algunas de esas barreras para saber cuando es o no una parafilia, y cuáles son las más comunes.

¿Cuándo es o no una parafilia?

Hay tres criterios básicos para determinar si es o no una parafilia: que sea imprescindible, el daño físico o psicológico del otro, y la consciencia/voluntad de la otra persona.

1- El primero hacer referencia a qué tan esencial es la práctica sexual para alcanzar el orgasmo. Por ejemplo, una pareja puede practicar el sadomasoquismo de vez en cuando, sin que sea imprescindible para que el sexo sea placentero. Simplemente es una variante.

2 – El segundo criterio está ligado a los efectos físicos y psicológicos de la práctica como tal. Mientras la práctica esté dentro de ciertos parámetros en los que no haya daños importantes, puede considerase un comportamiento poco común, pero no una parafilia dado que no tiene mayor trascendencia.

3 – Por último se tiene en cuenta el consentimiento de los participantes. En este aspecto, la naturaleza de muchas parafilias hace que sea imposible descalificarlas como la pedofilia o la zoofilia.

Las más comunes

Debido a la gran diversidad, resulta bastante complicado mencionar todas las categorías de parifilias y cada una de sus variantes, así que vamos con las más comunes:

Masoquismo: Placer obtenido a partir del sufrimiento propio, tanto físico (bofetadas, latigazos, pellizcos) como moral (humillación verbal).

Sadismo: Excitación producida al causar dolor en otra persona, a nivel físico o moral.

Voyeurismo: Excitación mediante la contemplación de otras personas desnudas o teniendo sexo.

Podofilia (podolatría): Es una de las más comunes. Consiste en la excitación producida por los pies de otra persona.

Fetichismo: Excitación producida por el uso o contacto con ciertos objetos como ropa sucia (misofilia), zapatos de tacón alto (altocalcifilia), etc.

Coprofilia: Excitación sexual producida por las heces fecales.

Exhibicionismo: Tendencia a mostrarse en público desnudo o teniendo relaciones sexuales. Aplica igualmente para la excitación obtenida a partir del sexo en lugares públicos.

Efebofilia: Atracción hacia adolescentes que están atravesando su pubertad (14-20 años)

Pedofilia: Atracción hacia personas menores de edad, particularmente dentro del rango de los 8 a los 13 años de edad.

Necrofilia: Atracción por cadáveres.

Macro/micro-filia: Atracción por personas grandes/pequeñas.

Fisting: Práctica sexual que consisten en la introducción parcial o total de la mano en el ano o la vagina.

Hipoxifilia: Consiste en el uso de la asfixia como estímulo sexual. También es conocida como asfixiofilia o asfixia autoerótica.

Just Livin Life!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *